La Iron Bike 2019 ha arrancado con un nombre propio, el de Agustín Navarro. El corredor español se ha impuesto en la etapa prólogo de la prueba alpina con un tiempo de 1:11:41. Esta primera toma de contacto con el terreno de los corredores ha cubierto una distancia de 27,5 kilómetros, en los que se han ascendido 1.100 metros. La prueba ha transcurrido en el término municipal de Entracque.

 

Brandán Márquez, uno de los favoritos para la clasificación general, ha entrado segundo en meta, con un tiempo de 1:13:12. El corredor gallego ha indicado que “esto es largo y todavía tienen que pasar muchas cosas”.

 

Los corredores toman la salida.

 

La pareja formada por Joseba Albizu y Llibert Mill lidera la clasificación de este formado. Han completado el prólogo, cuyo punto más alto ha sido el Colle Lausa (1.295 metros), en 1:13:30, ocho minutos después (1:21:30) ha cruzado el arco de meta la segunda pareja, formada por Milton Ramos, que ha ganado la Iron Bike seis veces, y Dani Gómez, que debuta en la prueba tras haber asistido a su compañero en las últimas ediciones.

 

La italiana Nadia Pasqualini se ha erigido como la mujer más rápida con un tiempo de 1:38:44, seguida de cerca por la catalana Gisela Biguet, que ha cubierto los 27,5 km en 1:40:24. Lucía Funes ha sido la tercera fémina y ha parado el cronómetro en 1:54:51.

 

Gisela Biguet

 

Los Alpes Marítimos del Piamonte se han presentado a los corredores, que se han empezado a tantear entre ellos. Por delante restan siete días en los que cada participante dará lo mejor de sí para conseguir acabar esta mítica prueba de mountain bike.