Press Iron Bike
  • Registro

comunicados Iron Bike

Broche de oro para la participación española en el Iron Bike 2017

 

• Milton Ramos se proclama campeón por quinta vez en la carrera por etapas más dura del mundo.


• El guipuzcoano Joseba Albizu es subcampeón y el catalán Joan Pons, primero en masters y tercero en la general absoluta.


• La madrileña Isabel Pérez consigue la segunda plaza en la general femenina, seguida de la asturiana Paula Quiñones, que acaba tercera.


• Los vascos Gonzalo Gómez y Unai Paniagua vencen en la categoría de parejas, seguidos de Ander Corral y Asier Moreno, segundos, y Josep Maria Arnau y Jordi Auguet, terceros.


Sufrir, reír, llorar, triunfar, fracasar, esforzarse, emocionarse, sentir el dolor, el cansancio, la alegría del triunfo, del reto conseguido… Todo ello forma parte del Iron Bike, posiblemente el mayor desafío del mundo en cuanto a carreras de mountain bike por etapas.


EL MAYOR RETO DEL CICLISMO DE MONTAÑA

Hace ocho días, un centenar de bikers colmados de nervios e ilusión daban sus primeras pedaladas en la localidad francesa de Tenda, para cruzar los Alpes y entrar en la región italiana del Piamonte, donde les aguardaban casi 700 kilómetros y 25.000 metros de ascensión acumulada repartidos en siete contundentes etapas.


Hoy, en la mañana del último día de carrera, en el campamento de Sestriere, las caras de alegría y satisfacción prevalecían sobre los cuerpos fatigados, tersos y curtidos, algunos incluso visiblemente magullados por las inevitables caídas, tras ocho jornadas de competición extrema.


Atrás han quedado ascensiones hasta los 3.000 metros de altitud, descensos imposibles y una veintena de pruebas especiales cronometradas . Quizá por ello la etapa de hoy, de apenas 53 kilómetros y 1.200 metros positivos se vislumbraba como un mero trámite, un paseo glorioso hasta la anhelada meta de Sauze d’Ouxl.


En carrera quedaban sesenta ciclistas que, si nada se torcía en el último momento, iban a conseguir el deseado maillot blanco de finisher del Iron Bike, un galardón que vestirán con orgullo y les hará recordar todo lo vivido en estos días.


DESCENSO DESDE LOS 2.700 METROS


La primera crono del día consistía en un descenso por el interior del bikeparkde Monte Fraiteve, al que los ciclistas accedían mediante un telecabina, que les izaba hasta los 2.700 metros de altura.

Minutos antes de la salida, la niebla tomaba Sestriere por sorpresa y más de uno ha tenido que abrigarse debido al cambio de temperatura, pues a primera hora del día brillaba un sol radiante.

El mejor tiempo en la especial de Fraiteve ha sido para Iñaki Miravalles, seguido de Milton Ramos, a sólo 5 segundos, y Albert Roca, a 8 segundos.


A LO LEMANS Y EN BIKEPARK

El siguiente sector era neutralizado y consistía en ascender hasta la Cima Bosco, de 2.300 metros de altitud, en un puerto de 10 kilómetros. Le seguía una sucesión de llanos y falsos llanos hasta la nueva especial, en la que también se utilizaban los remontes mecánicos para ganar altura y situar a todos los participantes a 2.140 metros, en la cumbre de La Campannina.

Desde lo alto, y al más puro estilo Le Mans, con todos los ciclistas alineados en un margen dela pista y las bicicletas en el lado opuesto, se lanzaba la última especial de descenso del Iron Bike 2017.

 

EMOCIONES COMPARTIDAS

El apoteósico final ha sido un emocionante descenso de casi 10 km en el que Milton Ramos ha sido, otra vez, el más rápido. Joseba Albizu, segundo en la general,ha entrado a 35 segundos, y Ferran Escura, que ocupa el 12º lugar en la tabla, a 42 segundos.

La llegada del ya cinco veces campeón ha desencadenado una gran fiesta de abrazos, felicitaciones y enhorabuenas entre los finishers que entraban en meta, los familiares desplazados hasta Sauzed’Oulx y los que han seguido la carrera durante todos estos días, los miembros de la organización, los fisioterapeutas… De repente, el caos reinaba bajo el arco de llegada del Iron Bike.

Selfies, bicicletas aupadas, besos, achuchones, lágrimas de felicidad… Las emociones se entremezclaban y tomaba la plaza un sentimiento de empatía y comunión más propio de una expedición a una gran montaña que de una carrera cronometrada. Sin lugar a dudas, el Iron Bike es una prueba diferente.

>> Enlace a la clasificación general tras de séptima etapa (incluidos los tiempos de los sectores especiales):


https://www.mysdam.net/events/event/results-download_37222.do

 

 

El descenso de los cuatro mil escalones de Fenestrelle y la ascensión al Monte Chaberton ensalzan, en una sola etapa, a los bikers más completos del Iron Bike 2017


• Milton Ramos se exhibe en la escalada al Monte Chaberton y deja casi sentenciada su quinta victoria en el Iron Bike.

• Las españolas Isabel Pérez y Paula Quiñones mantienen la segunda y tercera plaza tras la francesa Aurelie Grosse, que ha dominado la carrera de principio a fin.

• Los vascos Gonzalo Gómez y Unai Paniagua conservan el liderato en parejas.

Despertar al amanecer, acampado junto al refugio Selleries, a 2.030 metros de altitud,rodeado de montañas y marmotas. Desmontar la tienda, preparar la bicicleta y poner rumbo a Fenestrelle, donde aguarda agazapado un adrenalítico y pavoroso descenso denada más y nada menos que cuatro mil escalones,una especie de viaje en el tiempo a través de estrechos túneles, retorcidos pasadizos y patios de armas de fortalezas abandonadas. Unas horas más tarde, el mismo ciclista y la misma bicicleta escalan, como pueden,pedaleando o empujando la bici, hasta la inexpugnable cima del Monte Chaberton, situada a 3.131 metros de altura. Todo ello forma parte de la sexta etapa, la penúltima, del Iron Bike de los Alpes 2017.

 

UNA FÓRMULA ÚNICA PARA BIKERS ÚNICOS

Alpinismo, ciclismo, resistencia, destreza, gallardía… y un punto de locura son los ingredientes originales del Iron Bike, que este año cumple 24 ediciones. “No es sólo la carrera más dura, también es la carrera por etapas que implica dominar más tipos de terrenos. Es una auténtica locura”, declaraba Paula Quiñones, que ha participado este año en su primer Iron Bike. “Te lo pueden contar, pero hasta que no lo vives, no lo entiendes. Esto es un mundo aparte”, añadía la asturiana a su llegada al final de la primera crono.

 

ALBERT ROCA, EL MÁS RÁPIDO EN LA FORTALEZA DE FENESTRELLE

La etapa arrancaba en el refugio Selleries, para realizar por pista los primeros kilómetros antes de desviarse del camino principal y tomar el atajo más vertiginoso que uno puede imaginar. Se trata de un descenso especial que ya es un gran clásico del Iron Bike y que recorre de arriba abajo la fortaleza de Fenestrelle, que data del siglo XVIII y es la más grande de Europa y la segunda mayor construcción defensiva del mundo después de la Gran Muralla China.

Tras el descenso de los cuatro mil escalones, Albert Roca llegaba al avituallamiento sin aliento. “Llevo el pulso más alto que en el Chaberton el año pasado”, aclaraba con evidentes problemas para respirar. “Le tenía mucho respeto, pero he intentado hacer todo el descenso sin bajarme de la bici, y lo iba a conseguir pero en el tramo más largo me han fallado los dedos y he tenido que correr un poco”, confesaba. Aún y así, el catalán ha logrado el mejor tiempo de todos, parando el reloj a los 8 minutos y 54 segundos. Ignacio Miravalles entraba 24 segundos más tarde y Joan Pons, líder de masters,a 35 segundos.

Por su parte, Milton Ramos y Joseba Albizu, primero y segundo en la general, se tomaban la especial de descenso con más calma, entrando en la séptima y vigésima posición, respectivamente. “Hay mucho que perder y poco que ganar en este descenso, lo importante viene después, en el Chaberton, ahí vamos a intentar conseguir aumentar o como mínimo afianzar nuestra ventaja”, manifestaba Unai Paniagua, compañero de Gonzalo Gómez, líderes de la clasificación por equipos.

 

ASCENSION AL MONTE CHABERTON

Desde Fenestrelle, las señales del Iron Bike han conducido a los bikers hasta el precioso pueblo de Laux, para después dirigirse hasta la estación de esquí de Sestriere, también un icono del ciclismo de ruta mundial por haber sido final de etapa de las grandes rondas, como el Tour de France.

Desde Sestriere han subido en telecabina hasta la cumbre del Fraiteve, para rematar el día, y la carrera, que hoy cumple una semana, con la mítica ascensión al Monte Chaberton, de 3.131 metros de altura.

En el pequeño pueblo de Fenils se fijaba el último avituallamiento y se ponía en marcha el cronómetro. Por delante, nada menos que dos mil metros de desnivel acumulado del tirón, para coronar el techo del Iron Bike 2017.

Milton Ramos se había propuesto no sólo conseguir un buen crono en la especial del Monte Chaberton, sino también hacer realidad un reto personal: volver a subir todo el itinerario sin echar pie a tierra. Al llegar arriba de todo, en un tiempo de 1 hora y 49 minutos, confesaba que había tenido que caminar unos diez metros a causa de un pequeño desprendimiento que ha invadido el sendero, dejándolo inciclable.

El hondureño ha conseguido el mejor tiempo en la especial y ha sido el primero en llegar a Sestriere, de manera que ha dejado casi sentenciada la carrera. Joseba Albizu ha logrado la segunda mejor marca de la ascensión, coronando a solo 58 segundos de Milton Ramos.

A falta de una sola etapa, es prácticamente imposible que Milton Ramos pierda la primera posición, pues acumula una ventaja lo suficientemente amplia como para estar tranquilo y tomarse con calma la última etapa, que la mayoría de los participantes que siguen en carrera prevén como un mero trámite.

 

POCOS CAMBIOS EN LAS CLASIFICACIONES

En la categoría master, Joan Pons sigue líder, y es posible que conserve también su tercera plaza en la general absoluta.
En mujeres, la francesa Aurelie Grosse mantiene el liderato, seguida de las españolas Isabel Pérez y Paula Quiñones.
Por su parte, los vascos Gonzalo Gómez y Unai Paniagua conservan el liderato en parejas.

>> Enlace a la clasificación general tras de quinta etapa (incluidos los tiempos de los sectores especiales):

https://www.mysdam.net/events/event/results-download_37211.do

 

 

El Iron Bike toca el cielo con la clásica etapa del Monte Bellino, pedaleando a 3.000 metros de altitud


• Milton Ramos conserva el liderato y amplía su ventaja, mientras la lucha se desata por la segunda y tercera plaza.

•Aurelie Grosse confirma su dominio con una etapa perfecta que ha resultado mucho más dura de lo previsto.


De uno en uno, cada dos minutos y en orden opuesto a la tabla de la clasificación, el centenar de participantes del Iron Bike 2017 han ido tomando la salida en Acceglio para dejar atrás el Valle Maira y ascender hasta la mismísima cumbre del Monte Bellino, situada a 2.942 metros de altura. Era la primera cronometrada de la jornada, en la que Milton Ramos ha impuesto “un ritmo fuerte y constante”, para coronar la cima en menos de hora y media. Al ciclista hispano-hondureño, líder de la general, el descenso hasta Santa Anna di Bellino le ha parecido “una bajada de auténtica fantasía, técnica en algunos tramos y muy técnica en otros”. El líder se mostraba muy satisfecho. No en vano, en esta primera cronometrada ha sentenciado prácticamente la carrera, logrando una ventaja de 20 minutos sobre Joseba Albizu, su más inmediato perseguidor.

 

UNA JORNADA ÉPICA Y UN TIEMPO LÍMITE AJUSTADO

La segunda etapa del Iron Bike 2017, con 68 km y 3.100 metros de ascensión acumulada,ha sorprendido a más de un participante, pues los desniveles se concentraban en pocos kilómetros. “El día de hoy parecía más fácil porque el kilometraje era mucho más bajo que el de ayer, pero los desniveles y el terreno eran realmente exigentes, y las bajadas muy técnicas”, ha declarado Paula Quiñones al pasar por el avituallamiento de Sampeyre, antes de encarar la tercera y última ascensión de la jornada.

“Hemos ido todo el día estresados con el tiempo límite, que era realmente justo. Yo ni tan siquiera comía, ni paraba en los avituallamientos, ni descansaba en los tramos intermedios… Pero ha merecido la pena, porque aunque ha ido por los pelos, hemos entrado a tiempo”, celebraba la biker asturiana una vez en meta, mientras recuperaba energías con un plato de arroz y un huevo duro.

Minutos después se publicaban las clasificaciones oficiales, en las que Quiñones conserva la tercera plaza. Por su parte, la madrileña Isabel Pérez ocupa el segundo cajón del podio, que preside la francesa Aurelie Grosse.
El alto nivel técnico de la etapa ha beneficiado a la biker gala. “Este tipo de terreno es ideal para mí. Me encanta la alta montaña, tengo mucha experiencia en raids de aventura y he entrenado muy duro estos meses para llegar en el mejor estado de forma, sin olvidar las sesiones de técnica que hago con la bicicleta de enduro”, explicaba Aurelie Grosse mientras bañaba a su hija, de sólo 7 meses, en el campamento de Sampeyre. 

 

LA CLAVE, EN LOS DESCENSOS

“Hoy hemos hecho dos descensos alucinantes, los mejores de mi vida y de mi carrera profesional como ciclista”, ha confesado Milton Ramos al cruzar la línea de meta, refiriéndose a la bajada del ColletoBattagliola, correspondiente a la segunda crono, y al descenso final, dentro de la estación de esquí de Sampeyre.

Joseba Albizu, por su parte, hoy ha salido muy conservador, con la intención de mantener su posición. “No he querido arriesgar. En la caída de ayer se rompió el cuadro de la bicicleta de doble suspensión, que es la adecuada para este tipo de terreno, y hoy he salido con la bici de repuesto, que es rígida, y lógicamente no voy tan seguro ni puedo ir a la misma velocidad. Lo más importante es llegar y completar todo el circuito. Veo muy difícil, por no decir imposible, disputar la victoria en estas condiciones, aunque no creo que tenga problemas para mantener el segundo puesto”, manifestaba Albizu en el avituallamiento previo a la última especial, que incluía un vertiginoso descenso.

El biker catalán Ramon Comulada, que ya se saltó un control de paso en la etapa prólogo, hoy ha vuelto a perderse. Ha ocurrido nada más empezar la primera especial. “Minutos antes de la salida, mi bici se ha caído al suelo y se ha doblado la patilla del cambio, así que cuando me he puesto a subir hacia el Monte Bellino, el cambio iba fatal.Para no perder tiempo, he intentado reajustarlo sobre la marcha, pero entonces me he despistado un poco y me he salido de la ruta correcta. Cuando me he dado cuenta había hecho varios kilómetros extra”, reconocía el catalán, que sigue en el décimo puesto de la general.


 

El Iron Bike de los Alpes encara un final épico con las míticas ascensiones al Colle Albergian y el Monte Chaberton

 

• Milton Ramos sufre una aparatosa caída que no ha tenido graves consecuencias y mantiene el liderato a falta de dos etapas para el final de la carrera.

• La francesa Aurelie Grosse conserva el maillot blanco seguida de las españolas Isabel Pérez y Paula Quiñones.

• El equipo formado por Gonzalo Gómez y Unai Paniagua domina la clasificación por parejas.

Arañando energías de donde parece que ya no quedan, calculando cada paso, cada metro de desnivel, incluso cada minuto con tal de no llegar fuera del corte horario… El sexto día de carrera, los supervivientes del Iron Bike de los Alpes pedalean con una mentalidad muy distinta a la de la etapa prólogo, cuando las fuerzas parecían infinitas. “Antes de llegar al Iron Bike, creí que podría estar entre los veinte primeros, pero ahora que ya sé lo que es, me conformo con terminar”, reconocía Carlos José Martínez, que ha venido desde México para participar en esta carrera. “Es más que una prueba por etapas, es una carrera de supervivencia que tiene lugar en un entorno increíble, lo más grande que he vivido nunca”, añadía el biker mexicano.

 

COLLE ALBERGIAN, LA ESENCIA DEL IRON BIKE

No es el único que lo considera así: el Iron Bike de los Alpes es mountain bike con mayúsculas y hoy se ha vuelto a pasar por el Colle Albergian, de 2.704 metros de altitud.Se trata de una legendaria ascensión que se ha convertido en poco tiempo en una de las más temidas, tanto por los veteranos como por los que nunca se han enfrentado a ella.

“Es el porteo más largo y más duro de todo el Iron Bike. Puedes estar más de dos horas cargando la bici, montaña arriba, por un terreno yermo y rocoso que puede quedar expuesto al viento, para después coronar y poder disfrutar de un descenso inolvidable que te conduce hacia el valle de Chisone, para después volver a subir hasta el refugio de Selleries, donde termina la etapa”, explicaba el catalán Joan Pons, líder de la clasificación de veteranos y que, a falta de dos jornadas, se mantiene dentro del podio de la general absoluta.

“Creo que será muy difícil para mí mantener la tercera plaza en la absoluta, pero lo voy a intentar. Elias Van Hoeydonck está más fuerte que yo este año, y en el Chaberton puede que me saque la diferencia que necesita, porque en bajadas aun le puedo superar, pero en subidas, él ha venido más fresco que yo, que esta temporada he competido más”, valoraba Pons antes de la partida de Pramollo.

 

OTRO DIA DE 4.000 METROS POSITIVOS

La etapa de hoy, entre Pramolloyel Refugio Selleries, sumaba 84 km y cerca de 3.800 metros de ascensión acumulada.

En la primera especial de la jornada, Joseba Albizu se ha llevado el gato al agua y ha vuelto a conseguir un mejor crono. El de Azpeitia se ha impuesto con una amplia ventaja sobre Ramón Plà y Joan Pons.
En la segunda crono, que implicaba la épica ascensión al Colle Albergian y el posterior descenso, Milton Ramos ha vuelto a lograr la mejor posición, asegurando aún más su primera plaza en la general absoluta, que a falta de solo dos etapas parece más segura que nunca.

Por su parte, Ramón Comulada, que ayer sufría una caída dentro del bikepark que le dejaba una herida en la rodilla, hoy ha sufrido mucho para mantener el ritmo de remontada que había llevado desde las primeras etapas.

 

SUSTO PARA MILTON RAMOS

“Hoy tocaba una de las etapas a las que se le suele tener más respeto porque incluye un tramo muy largo, pero realmente espectacular, en el que hay que cargarse la bici al hombro, pero una vez arriba comienza un descenso inolvidable, lleno de flow, sin apenas dificultades y que es la mayor recompensa al esfuerzo”, declaraba Milton Ramos al llegar al control de tiempo de la tercera especial de la jornada, situado en la pequeña y bucólica población de Laux.

Bromeando, el hondureño ha explicado su caída, que aunque ha sido muy espectacular, no ha tenido graves consecuencias, por lo que ha podido continuar el descenso sin perder tiempo. “Ha sido en una curva a derechas, iba algo rápido y he perdido el control por un momento y me he ido hacia un prado en el que he hecho un poco la croqueta. Por suerte han sido solo unos rasguños y la bici esta aparentemente bien, así que mañana, mas”, recordaba Milton Ramos.

 

FORTALEZA MENTAL

En la clasificación femenina no ha habido cambios: la francesa Aurelie Grosse se mostraba muy satisfecha con el maillot blanco de líder, que mañana volverá a lucir y que, dada su regularidad, será muy difícil que pierda.

Las españolas Isabel Pérez y Paula Quiñones, segunda y tercera en la clasificación general, declaraban una gran alegría al completar el sector cronometrado, que terminaba en el kilómetro 60 y destacaban la enorme belleza de la etapa.
“Ha sido un pedazo de ascensión, casi 1.700 metros de desnivel del tirón”, recodaba Paula Quiñones, que llegaba al lago Laux paradójicamente sorprendida por la brevedad de la etapa. “¿Seguro que ya está?”, preguntaba.

Minutos antes entraba en meta Isabel Pérez, que declaraba visiblemente feliz que el Iron Bike es “una carrera más de cabeza que de piernas, porque en esa subida he visto gente que se venía abajo, y era solo porque miraban hacia arriba y no veían el final. Pero luego vas subiendo poco a poco y una vez arriba te espera una bajada de escándalo, genial, que hasta yo, que no soy muy técnica bajando, he hecho entera encima de la bici. Ha sido una experiencia total. Lo he pasado genial. Estoy muy, muy contenta”, manifestaba Isabel Pérez a su llegada al lago de Laux. “Y mañana, al Chaberton. Hace años que sueno con subir al Monte Chaberton... Todo empezó el día en que Inaki, mi novio, me hablo por primera vez del Iron Bike”, confesaba emocionada la biker madrileña.

>> Enlace a la clasificación general tras de quinta etapa (incluidos los tiempos de los sectores especiales):


https://www.mysdam.net/events/event/results-download_37207.do

 

El Iron Bike de los Alpes hace gala de su fuerte carácter desde la primera etapa

 

• Milton Ramos domina la etapa con una exhibición de pericia en los complicados descensos alpinos y conserva el maillot blanco de líder aumentando la ventaja sobre Joseba Albizu

•La francesa Aurelie Grosse conserva el primer puesto sobre la española Isabel Pérez, que la sigue de cerca

La montaña ha hablado, y los ciclistas han respondido. La primera etapa del Iron Bike 2017, disputada entre las localidades de Limone y Acceglio, en los Alpes Marítimos, ha dejado una marca indeleble en todos los participantes. Del primero, al último. Del más veterano, al más novato. Incluso a Milton Ramos le faltaba el aire al rodar sobre la alfombra de cronometraje de la segunda especial del día, que terminaba en el refugio de Viviere, a 1.700 metros de altitud, tras un descenso que el hispano-hondureño calificaba de “absolutamente inolvidable”.

Atrás quedaban 110 km con 4.000 metros de ascensión acumulada, repartidos en tres puertos –Colle di Prarosso, Colle di Valscura y Passo Gardetta– con sus respectivos descensos, y dos sectores especiales cronometrados, de 14 y 25 km respectivamente. “Creo que esta etapa define perfectamente al Iron Bike: dureza y belleza. ¡Fíjate qué entorno, qué paisajes, y qué avituallamiento, aquí en el refugio”, declaraba Ramos mientras devoraba unas salchichas a la brasa y un plato de arroz, todo ello regado con una cerveza, junto al resto de compañeros, que han ido llegando de manera paulatina, visiblemente exhaustos, pero sin hacer peligrar en momento alguno el absoluto liderazgo de Ramos.

 

PRIMERAS REACCIONES ENTRE ROOKIES Y VETERANOS

La estrategia del líder ha dado sus frutos. “En los tramos neutralizados lo hemos tomado con calma, conservando tanto las fuerzas como la bicicleta. Luego, en los tramos cronometrados hay que darlo todo”, explicaba Milton Ramos tras conseguir una considerable ventaja en el segundo sector especial. “Ha sido una etapa espectacular, pero realmente dura, por el calor y por las ascensiones. La tercera ha sido terrible y muy larga, una hora y cuarenta minutos de ascensión de ésas que te obligan a darlo todo”, añadía el hispano-hondureño.

Por su parte, el catalán Ramón Comulada, que ayer sufría un revés al saltarse la alfombra de cronometraje y perdía casi cualquier opción para victoria final, hoy se ha quitado la espina con una actuación digna de un auténtico veterano, remontando hasta la décima posición de la general. Pese a que se trata de su primera participación en la carrera, hoy Comuladaha entrado en segunda posición en la línea de llegada de la última especial, situada en el refugio de Viviere. Tras recuperar fuerzas en el avituallamiento final,declaraba: “Hoy he disfrutado mucho, claro que también he sufrido, pues la etapa tenía dos especiales con dos puertos durísimos, pero estoy descubriendo el Iron Bike y me está gustando mucho. Nunca había estado en una carrera como ésta. Me parece genial poder ir tranquilo, hablando con el resto de compañeros en los tramos no cronometrados, para luego abrir gas e ir a tope en los sectores especiales”. Respecto al error de la jornada anterior, declaraba estar totalmente motivado. “Voy a intentar remontar todo lo que pueda. Esto acaba de empezar”.

En tercera posición entraba Joseba Albizu, con problemas en el cuadro de su bicicleta a causa de una aparatosa caída en el descenso del primer tramo cronometrado. Algo contrariado por la mala fortuna, a su paso por el refugio Viviere, en el que ni tan siquiera ha parado a recuperar fuerzas, ha sugerido que intentaría sustituirlo esta misma noche por un cuadro de recambio. Pese a ello, mantiene la segunda plaza en la general.

El líder de la categoría de veteranos, Joan Pons, ha pasado por el control de tiempo muy animado, a pocos minutos del líder de la general, Milton Ramos. “Es la sexta vez que vengo al Iron Bike. Me encanta. Es mi carrera favorita. ¡Y es durísima! Te acuerdas en etapas como las de hoy, en las que sufres mucho, pero la recompensa es eterna”.Además de ser el veterano más rápido, Joan Pons ocupa el tercer puesto de la clasificación general.

 

SANO COMPAÑERISMO ENTRE LAS FÉMINAS

El aparente duelo entre la francesa Aurelie Grosse y la española Isabel Pérez, primera y segunda clasificadas en la general a falta de que lleguen el resto de participantes a la línea de meta, ha dado de sí numerosas anécdotas durante la primera etapa. “Aurelie baja muy bien, ahí me supera, pero en la tercera ascensión de hoy le he limado las diferencias y hasta la he adelantado, recuperándole toda la ventaja que me llevaba, cosa que me ha extrañado. Entonces me ha dicho que iba un poco apajarada y le he dado unas barritas, y luego ella me ha dado líquido porque yo me había quedado sin agua. Esto es una carrera, pero para nosotras es también una aventura, una experiencia total”, declaraba Isabel Pérez en el campamento de Acceglio.

 


 

El Iron Bike de los Alpes cruza el ecuador de la carrera con una etapa maratón llena de sorpresas y descensos de vértigo

 

• Milton Ramos y Aurelie Grosse refrendan su dominio a falta de tres días para el final de la carrera.

• La biker madrileña Isabel Pérez mantiene la segunda plaza de la general.

Desniveles astronómicos -4.000 metros positivos en un solo día-, paisajes de ensueño y descensos interminables que demandan algo más que agallas y buenos frenos. Es la receta de un día cualquiera en el Iron Bike de los Alpes. “Todas las etapas son difíciles, pero la dificultad va mucho más allá de los números”, avanzaba Javier Andreu antes dela salida, en la plaza del ayuntamiento de Bobbio Pellice. “Es mi primer Iron Bike, pero sabía a lo que venía porque tengo amigos que lo han hecho y me lo habían descrito tal y como es”, reconocía el castellonense. A su lado, el veterano Joan Pons, líder de la clasificación de másters y con seis Iron Bike en las piernas, describía con precisión los los 84 km de recorrido que les aguardaban para llegar, en un tiempo máximo de 10 horas, a la remota y bucólica pedanía de Pramollo.

 

TRES ASCENSIONES Y TRES TRAMOS ESPECIALES

“El trazado ha sido un auténtico rompepiernas lleno de pruebas especiales, pero he disfrutado como un niño, sobre todo en el sendero escalonado del último tramo cronometrado”, reconocía Joan Pons al cruzar la meta de Pramollo.
La etapa había empezado con una subida neutralizada hasta el Refugio Barbara, situado a 1.756 metros de altitud. En la pista, con largos tramos a más del 20%, el catalán hacía eses con su bici para no sobrecargar tanto la musculatura y llegar en mejores condiciones al inicio del tramo cronometrado.

En este mismo punto, el actual líder de la carrera, Milton Ramos, subía con un desarrollo de 22x42. Cabe señalar que Milton Ramos es de los pocos participantes que han montado triple plato para esta carrera, pero es él también el que puede presumir de haber hecho sobre la bicicleta incluso las subidas más complicadas. “El secreto está en la cadencia. Es la única manera de subir estos desniveles en las sendas que encontramos en las cotas más altas. Sólo así se puede subir al Chaberton, algo que quiero conseguir sin echar pie a tierra”, avanzaba el hondureño.

 

UNA PRIMERA CRONO INTERMINABLE

En el refugio Barbara se daba inicio al primer sector especial, que ponía rumbo a la cumbre del Colle del Baracum, de 2.383 metros, para después descender hasta el fondo del valle, situado a 1.200 metros de altura, y volver a subir hasta el Col Giulian, de 2.457 metros, y bajar hasta Prali, donde terminaba el primer sector puntuable. Milton Ramos conseguía una nueva victoria parcial, logrando una amplia ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el guipuzcoano Joseba Albizu.

 

DESCENSO CRONOMETRADO EN BIKEPARK

Milton Ramos también ha sido el más rápido en el sector de bikepark, en el que ha invertido exactamente 11 minutos. Le han seguido de cerca el veterano Joan Ponse Iñaki Miravalles, que participa en su segunda Iron Bike. Ambos han cruzado la meta parcial con tres y siete segundos de diferencia respecto al gran dominador de la prueba, que hasta el momento, y en contra de lo publicado ayer –la organización ya ha subsanado la errata–, había logrado los mejores tiempos en todos y cada uno de los sectores cronometrados. La racha se le ha roto en la siguiente especial, en la que, si no hay cambios de última hora en los comunicados de los jueves, Joseba Albizu ha logrado el mejor crono, superando a Ramos por poco más de un minuto.

En el descenso del bikepark, la francesa Aurelie Grosse ha demostrado su gran control de la bicicleta en este tipo de terreno, logrando el 18º mejor tiempo de la general pese a que su bicicleta no se encontraba en las condiciones ideales. “Lo he pasado muy bien, aunque llevaba la presión muy alta en la rueda, pues en el paso de un río he rajado la cubierta y he tenido que hinchar al máximo para poder seguir en carrera”, declaraba en la línea de meta de Pramollo, con su hija de siete meses en brazos.

En la general hay pocos cambios: a destacar que Ramón Comulada sigue ganando puestos y ha subido hasta la quinta plaza, pese a que una caída con rotura de rueda le ha obligado a bajar corriendo una parte del descenso del bikepark.

>>Enlace a la clasificación general tras de cuarta etapa (incluidos los tiempos de los sectores especiales):
https://www.mysdam.net/events/event/results-download_37203.do

 


 

Arranca el Iron Bike 2017 con un exigente prólogo de 38 km en terreno de alta montaña

 

  • El hispano-hondureño Milton Ramos se impone con autoridad y se coloca líder con una ventaja de 5 minutos y 7 segundos sobre el segundo clasificado, Joseba Albizu

 

  • La francesa Aurelie Grosse ha logrado el mejor tiempo, obteniendo un estrecho margen de sólo 4 segundos sobre la española Isabel Pérez

 

La 24ª edición del Iron Bike ya rueda por los Alpes. La etapa prólogo, disputada entre las localidades de Tenda (Francia) y Limone (Italia), ha puesto de manifiesto una vez más, desde el primer momento, el espíritu épico de la carrera, considerada como la prueba en mountain bike por etapas más dura del mundo. El prólogo, que constaba de 38 km y 1.500 metros de ascensión acumulada, ha sido una primera toma de contacto con la alta montaña.

Tras una salida en grupo, en la que Joseba Albizu ha tomado muy pronto la iniciativa marcando un fuerte ritmo, el trazado se encaramaba directamente hacia las alturas. La única ascensión del día implicaba 1.200 metros de desnivel en apenas 14 km.

 

PANORAMAS EN LAS ALTURAS

Durante los siguientes 15 km, y sin bajar de los 2.000 metros, el itinerario ha pasado por las ruinas del viejo Fort de la Maguerie, para enlazar con el camino del Fort Central. Poco más allá, ya sobre la divisoria de aguas, la ruta ha coronado el histórico Colle di Tenda, para iniciar un veloz descenso hacia el valle, que aguardaba mil metros más abajo, a través de caminos, pistas y sendas de distinta dificultad.

Ha sido en este sector en el que Milton Ramos ha puesto en práctica su táctica para limar unos segundos a su más inmediato contrincante, Joseba Albizu. “Le he mantenido el ritmo en toda la subida, para luego en la bajada intentar sacar partido de mi técnica e intentar obtener una mínima ventaja”, explicaba el Ramos en la línea de llegada de Limone. El tiempo del ganador en meta ha sido de 1 hora 56 minutos y 6 segundos, mejorando ligeramente las mejores previsiones de la organización.

Por su parte, Joseba Albizu se ha mostrado satisfecho con el resultado de hoy, pues achaca parte del tiempo perdido a un inoportuno pinchazo que le ha hecho “entrar en llanta” en el pintoresco pueblo de Limone.

 

PRIMER DÍA, TODO POR DECIDIR

“La Iron Bike acaba de empezar y está todo por decidir”, ha comentado Ramón Comulada, que entraba en meta en tercera posición, pero que a causa de un error de orientación no ha pasado por la alfombra de cronometraje y los jueces de carrera le han asignado el tiempo del peor clasificado. “Es mi primer año y he venido a aprender. Son cosas que pasan, mañana saldré con más ganas que nunca”, afirmaba tras conocer la decisión arbitral.

En la categoría femenina, la española Isabel Pérez ha marcado el segundo mejor tiempo, a sólo 4 segundos de la actual líder, la francesa Aurelie Grosse. “No sabía que contaba el tiempo de la entrada del pueblo. Esto me pasa por llegar tarde al briefing”, bromeaba satisfecha por su actuación en el prólogo. “Mañana empieza el Iron Bike de verdad. Lo de hoy, si lo comparas con lo que nos aguarda, ha sido sólo un paseo”.

 


 

Milton Ramos y Aurelie Grosse mantienen su reinado en el Iron Bike, que ya acumula 310 km y 12.000 metros de ascensión

 

• En el sector especial del día de hoy Ramon Comulada ha logrado el mejor tiempo, escalando hasta la 7ª plaza de la clasificación general

• Entre las mujeres, la tabla se mantiene idéntica a las jornadas anteriores

La tercera etapa del Iron Bike 2017 podría parecer una mera transición, pero sólo por la dificultad de las que la ha precedido y las que vendrán en las próximas jornadas. En la de hoy, los bikers se han enfrentado a tres larguísimas ascensiones y sus vertiginosos descensos. En total, más de 3.000 metros de ascensión acumulada en sólo 88 km de recorrido.

La primera y única especial del día empezaba en la plaza de la iglesia de Sampeyre. Como ayer, cada dos minutos partía un ciclista, en orden inverso a la clasificación. “Tres, dos, uno… Go!!!”, gritaba el juez de salida. Uno de los bikers que pedaleaba con mayor ímpetu y determinación por las calles empedradas de este bucólico pueblo de montaña era Ramon Comulada, que ha salido con una intención muy clara: “Recortar distancias y recuperar posiciones en la clasificación”. Una hora y 50 minutos después llegaba al final de la primera especial, marcando el mejor tiempo. El líder de la prueba, Milton Ramos, cedía 11 minutos en este sector, por lo que le superaban 11 ciclistas en estos explosivos 27 kilómetros iniciales. Aún y así, la ventaja acumulada desde el prólogo le ha permitido seguir en lo más alto de la clasificación.

 

DOSIFICAR LAS FUERZAS

Horas después, pese a estar fuera del tramo cronometrado, en el avituallamiento de la estación de esquí de Rucas, los bikers que disputan las primeras plazas apenas han parado. “Lleno sólo el bidón, pico algo rápido y me voy, que el tiempo límite para no penalizar hoy es realmente justo, nos han dado sólo 5 horas y media”, murmuraba Milton Ramos mientras apuraba un vaso de refresco de cola, recargaba el bidón con líquido y partía hacia el Colleto Valanza, de 1.790 metros, el último puerto de la jornada.

Una hora después, el biker natural de Honduras y afincado en Aragón coronaba el paso y se lanzaba cuesta abajo sin perder un instante.Haciendo una demostración de dominio de la bicicleta absoluto, Milton Ramos ganaba el terreno que había cedido en la segunda ascensión, en la que había preferido bajar el ritmo para no castigar al cuerpo con esfuerzos innecesarios. “Lo importante es no penalizar y darlo todo en los tramos cronometrados”, recordaba Ramos una vez superada la línea de meta.

 

AL LIMITE FÍSICA Y MENTALMENTE

La clasificación femenina continúa igual que ayer. “Vamos muy al límite y aunque procuras ir concentrado todo el tiempo, siempre hay un momento en que te relajas y cometes un error”, apuntaba Isabel Pérez Ramos, que hoy ha recuperado la sonrisa pese a haberse perdido en mitad del descenso final. “Era un sendero zigzagueante, y estaba perfectamente marcado, pero me he despistado, me he puesto a rueda de otro ciclista y él ha seguido recto cuando había que desviarse hacia unas casas de piedra abandonadas”, explicaba la segunda clasificada de la general, que ha regresado al sendero correcto minutos después, para completar una etapa que le ha recordado la máxima que reza que “en el Iron Bike no hay ningún día fácil, ni ninguna etapa de descanso”.

La tercera clasificada, Paula Quiñones, insistía en el tema delos horarios máximos concedido para completar las etapas: “Hoy era de 8 horas. Y es factible, claro, pues lo hemos hecho, pero vas siempre pendiente del crono, incluso en los tramos no cronometrados, porque si ocurre algún imprevisto es preferible tener un poco de margen”.

Mientras recuperaba fuerzas en el campamento de Bobbio Pellice, la biker asturiana reconocía que “la etapa ha tenido sectores espectaculares, pues va buscando siempre los mejores miradores y los paisajes invitan a parar y sacar fotos, son auténticas postales.Las tres ascensiones han sido duras, pero la que más, la segunda, que se ha hecho larguísima”, recordaba.


 

Todo a punto para el Iron Bike de los Alpes, la carrera de mountain bike "más dura del mundo"

Ocho etapas puramente alpinas, con más de 700 km y 25.000 metros de ascensión, convierten al Iron Bike en uno de los mayores retos del ciclismo actual.

El ciclista hispano-hondureño Milton Ramos, ganador de las tres últimas ediciones, y el ex-profesional guipuzcoano Joseba Albizu parten como favoritos.

Paula Quiñones, Judit Reina e Isabel Pérez son claras aspirantes a ocupar plazas de podium.

Del 22 al 29 de julio, el espectáculo tiene un nombre: Iron Bike. Y un escenario: los Alpes Marítimos de la región italiana del Piamonte. El reto se divide en siete contundentes etapas, más un prólogo sorpresa de nada menos que 38 km que podría calificarse también como etapa, pues implica superar el paso franco-italiano del Colle di Tenda. En total, más de 700 km y 25.000 metros de ascensión acumulada aguardan a los 120 participantes que, procedentes de todo el mundo –50 de ellos son españoles–, lucharán en una de las carreras por etapas más épicas del calendario.

 

LA CARRERA DE MOUNTAIN BIKE MÁS DURA DEL MUNDO

El Iron Bike de los Alpes llega a su 24ª edición con un aura que combina madurez y leyenda. Es una carrera de mountain bike, pero también una aventura para la que no sirven los calificativos al uso, ni tan siquiera un análisis corriente de los datos objetivos.

Durante ocho días consecutivos, los bikers deben superar etapas que giran en torno a los 100 km y rondan los 4.000 metros de ascensión. Sin embargo, la verdadera dificultad del Iron Bike de los Alpes radica más en la naturaleza de las montañas, el tipo de caminos del recorrido, la azarosa meteorología que impere esos días y el sistema de puntuación utilizado en las clasificaciones, que en el kilometraje y los desniveles, ya de por sí impresionantes. No es de extrañar que los propios especialistas coincidan al considerarla como "la carrera por etapas más dura y más bella del mundo".

 

UN RECORRIDO ÚNICO, A 3.000 METROS DE ALTURA

Tras unos años de ensayos y experimentos que ya quedaron atrás, el Iron Bike de los Alpes ha encontrado una fórmula estable y duradera que, a la vez, se mantiene fiel a su filosofía original y su concepción alpina del mountain bike, que no es precisamente apta para todos los públicos.

Leal a sus principios de espectacularidad y alta exigencia, el recorrido de este año se presenta sin cambios importantes. Sólo se prevén pequeñas variaciones en las jornadas menores, respetando la magia de las grandes etapas, como la mítica ascensión al Mont Chaberton, a 3.131 metros, en la que los aspirantes a la victoria consideran que reside buena parte del secreto de esta carrera.

No hay que olvidar otras ascensiones, como la del Monte Bellino, de 2.942 metros, que implica nada menos que 1.800 metros de ascensión ininterrumpida desde el fondo del valle, además del posterior descenso por el valle opuesto, siempre a través de senderos técnicos.

Otro de los hitos obligados en las últimas ediciones del Iron Bike ha sido el paso por el Forte de Fenestrelle, con el correspondiente descenso de 4.000 escalones a través de los espeluznantes túneles que conectan tres fortalezas abandonadas del siglo XIX.

 

Colaboradores / Puntos de Información

Iron Bike en los medios

 

Todo a punto para el Iron Bike de los Alpes

MTB - MountainBike.com

 

El Reto inhumano del Iron Bike: más de 700 km y 25.000 metros de ascensión acumulada.

SoloBici

Foto / Vídeo Press Iron Bike

Nota importante: Esta es una pequeña selección de imágenes para medios de comunicación. Para ver todas las imágenes ves a nuestra página de Iron Bike

Rellena el formulario para acceder directamente a la galería IronBike 2015 en alta resolución del servidor de imágenes

Foto Press Iron Bike

CableBike TV

IRON BIKE

Cablepress para Teledeporte

Cup Epic

Colaboración en la difusión de la prueba sudafricana

CableKayak TV

Barcelona Paddle Race

Edición del 2014 de esta carrera por la costa de Barcelona con el Surfski como protagonista.

Adidas Sick Line

Colaboración en la difusión de la competición del 2014

CableTrail TV

Alta Via Stage Race

Pasajes de la sexta etapa entre Bardineto y Pornassio con una destacada Ada Xinxó: "Una carrera por etapas más dura de lo que imaginaba"

Ultratrail Barcelona

Edición de vídeo para esta clásica en el Parc Natural del Garraf